LUCY RIVAS A. 

EL MUNDO DE ORIZABA


Huiloapan de Cuauhtémoc.- Sin beneficio alguno, ha resultado el municipio de Huiloapan por concepto de las aportaciones del 2 ahora del 3 por ciento a la nómina, que por años han estado aportando a Gobierno del Estado, y que desde el inicio de la actual administración municipal se acordó que les dotarían de pavimentaciones, guarniciones y banquetas en congregaciones y no llegó nada. 

“A nosotros nos nos ha llegado esa información del 3 por ciento a la nómina y vamos a esperar, aquí lo más importante es que si lo retiene esperamos que se aplique, por que es un impuesto que va a mejoras en algunos espacios y obras”, expresó el alcalde Luis Francisco Soto Palacios. 

Aunque es una ley aprobada, falta la ratificación de ayuntamientos, y pese a los reclamos de industriales y a los que se les retiene ese impuesto y están en contra, se espera que sigan firmes y ver si realmente van a realizar o no los depósitos. 

Por lo que en su caso esperaran al próximo año, que se den los nuevos lineamientos del cómo se va a regir este fondo económico y en que se va a utilizar, toda vez que en los poco más de dos años que lleva la actual administración municipal, no han visto ningún beneficio y ninguna acción se ha visto reflejada en el municipio. 

Ante ello, van a analizar y a considerar si pagan o no ese porcentaje; que pese a que reconoció que es una aportación mínima a comparación de ayuntamientos que tienen un gran número de empleados, así como empresas grandes, de poquito en poquito es una cantidad que serviría para una obra. 

“Por lo que será importante revisar y replantear que trabajos se van a realizar en conjunto con el nuevo Gobierno del Estado y una vez que se tomen una buena decisión y siempre y cuando ese dinero se vea reflejado, no habrá problema en hacer la aportación”.

Más que nada es la incertidumbre de donde se emplea ese dinero, toda vez que desde el inicio de la administración cuando se acercaron y cerraron por unas horas el Parque Industrial del Valle de Orizaba (PIVO) tuvieron acercamiento con Gobierno del Estado y se les prometio del 2 por ciento a la nómina. 

Como banquetas, mejoras en calles y caminos de Donato Guerra y a la fecha no se ha hecho ninguna obra con ese dinero, “yo creo que de ahí el reclamo social, porque la pregunta es por que me vas a cobrar más y donde inviertes ese dinero, por que en Huilopan no; tendremos que esperar lo que dice el nuevo Gobernador”, finalizó.