Nogales.- La barda de la parte trasera de la primaria Ana María Gallaga está por colapsar, sólo está sostenida por maleza, y detectan la separación de la pared de un aula con la banqueta de la misma; Protección Civil solo improvisó un pequeño acordonado, sin dar dictamen alguno.

Edith Aquino Solano, directora de la institución reconoció que la barda que abarca unos 40 metros está vencida y próxima a caerse, por que se encuentra en una área con demasiada humedad, está fracturada a la mitad y está sostenida por la maleza del terreno aledaño.

En la institución estudian 263 niños siendo los alumnos de cuarto, tercero y quinto grado los que están cerca de la barda, por ende en el lugar transitan a la hora del recreo, por lo que es un riesgo.

Desde noviembre del 2016 se reportó que se encuentra inestable y dispareja que con solo tocarle se mueve, por sus fracturas; y con el sismo de 8.2 grados Richter, la base presentó mayor ruptura.

Detectaron que del lado lateral de un aula, se separó la pared de la banqueta, por ello, exhortan a autoridades competentes acudan a verificar la construcción.

Acudió un enlace de Xalapa, “solamente vino, levantó su reporte, observó, tomó fotografías y se dirigió con Protección Civil, ayer (lunes) nosotros giramos el oficio a PC donde me dijeron que ellos no podían hacer nada, solo remitirán mi oficio a PC Estatal para que a su vez hicieran la investigación”.

Destacó que elementos de PC municipal acudieron ha hacer un acordonamiento, pero “la imagen vale más que mil palabras, es una área acordonada, no como corresponde, las pequeñas barras o estacas es material de la escuela y de la maestra de física para sus actividades, lo que ellos vinieron a poner fue un pequeño cordón amarillo, que serán a lo mucho tres metros”.



Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba