Xalapa.- En Veracruz, la corrupción y el desvío de recursos triplicó el costo de hospitales. Por ejemplo, en el municipio indígena de Soledad Atzompa, se construirá uno de los centros más caros del país, y aunque será austero, su inversión total es $138.6 millones de los cuales más de la mitad fueron desviados en las pasadas administraciones.

Pero en Veracruz, simular licitaciones para continuar la construcción y equipamiento de hospitales inexistentes se hizo práctica común para el gobierno. Aun cuando las construcciones eran obra negra, solicitaba al gobierno federal más recursos para continuar la segunda o tercera etapa, y comprar equipamiento e instrumental médico. En algunos casos no licitaba ni adjudicaba, para evitar complicaciones con las empresas proveedoras y constructoras, adjudicaba directamente o simulaba licitaciones con empresas fachada.

Entre 2008 y 2013, el gobierno de Javier Duarte y Fidel Herrera usaron a Andrés Mejía y María Angélica Arellano Domínguez, cuyos domicilios fiscales no corresponden a empresas sino a casas familiares para desviar casi 130 millones de pesos (7.2 millones de dólares) destinados a dotar de equipamiento médico, mobiliario administrativo e instrumental a varios hospitales de Veracruz, algunos de los cuales eran obras abandonadas.




Agencia AVC


La corrupción

continúa

El sistema de corrupción parece no acabar con el gobierno de Javier Duarte. El actual gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares adjudicó de forma directa un contrato para la construcción de un Centro de Salud con Servicios Ampliados en Soledad Atzompa, a la misma empresa que en 2015 y 2016, ganó contratos sin hacer la obra y simuló licitaciones con empresas inexistentes.

Grupo Constructor Velasco SA de CV, es la misma que entre 2015 y 2016 ganó contratos por 79.1 millones de pesos para la construcción del centro, y avanzó apenas 20%.

El 17 de marzo, el gobierno de Yunes adjudicó el contrato a Grupo Constructor Velasco, cuyo representante legal es Adrián Velasco Ocampo.

Estas empresa para ganar una licitación pública nacional, simuló una competencia con Consorcio Constructor Inmobiliario Baipe SA de CV, empresa cuyo domicilio fiscal es una casa en una colonia popular en el Puerto de Veracruz.

A través de Baipe, el ex gobernador Javier Duarte simuló inversiones por $52.2 millones para la construcción de 5 centros de salud y hospitales, que no se concluyeron.

Grupo Constructor Velasco y Baipe están ligadas a su vez, a una persona física: Rubén Miguel Velasco Ocampo quien obtuvo contratos por 94.9 millones de pesos para la construcción de tres obras que también están inconclusas.