II LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA


Río Blanco.- Un angelito pierde la batalla contra el glioma de tallo cerebral (cáncer o tumor), pese a los esfuerzos que sus padres, médicos y enfermeras hicieron por ayudar a contrarrestar su enfermedad, sin embargo Santiago de cuatro años de edad queda en los corazones de quienes le conocieron; ante ello se suspende la actividad del zumbatón.

Padres de familia del Jardín de Niños Rafael Alducin del municipio de Río Blanco, la mañana de este martes amanecieron con la triste noticia que el compañero de sus hijos había fallecido tras varios meses en terapia intensiva, tanto en el IMSS de Orizaba como en el hospital Siglo XXI de la Ciudad de México en donde estuvo internado.

El diagnóstico fue debastador, pero nunca perdieron la esperanza de un milagro sus padres, familiares y amigos, quienes en repetidas ocasiones salieron a las calles a botear, organizaron un baile y el día 16 de julio se realizaría un evento de zumbatón en el auditorio de Nogales, el cual fue suspendido.

Por lo anterior, padres de familia del preescolar agradecen a todas las personas que apoyaron y se sumaron a la noble causa de apoyar y donar en los diversos eventos que se realizaron, pues lo recaudado fue entregado a los papás de Santiago para que el dinero no fuera un limitante para que siguieran luchando por la vida de su hijo.

Su escuerzo no fue en vano, y como cada padre que ama a sus hijos, nunca le dejaron solo, fueron varios meses de incansables esfuerzos en terapia intensiva en donde médicos y enfermeras buscaron preservarle la vida.

Por lo que aseguran que un diagnostico a tiempo puede salvar la vida de un menor de edad y de cualquier persona.

Desde su diagnóstico en las pasadas vacaciones de Semana Santa, sus padres nunca dejaron de atenderle y buscar opciones, pero el destino le tenía algo preparado, dejar de sufrir y encontrar la paz.