Ciudad Mendoza.- A unos días de que la organización Proyecto Ahuehuete denunció animales muertos y graffitis en el paseo de estos árboles milenarios a la altura de la entrada de La Cuesta, el miércoles aparecieron mas pintas en 16 sabinos y un álamo, situación que detonó el enojo de sus protectores y la falta de eficiencia y vigilancia de parte de las autoridades prometieron cuidarlos.

En la inauguración del Congreso del Ahuehuete, autoridades municipales, aseguraron la preservación de esta zona ecoturística era prioritaria, sin embargo los daños siguen siendo latentes, muestra de ello es el perro muerto que hasta ayer no había sido removido de dicho lugar.

“Manifestamos a la opinión pública nuestra indignación, nuestro malestar y nuestro coraje por una actitud patológica y desproporcionada de jóvenes que grafitearon un kilómetros de ahuehuetes, casi 20 ejemplares, este bosque es un regalo maravilloso, es de los pocos tesoros históricos, ecológicos, ético y artístico, hemos hecho hincapié en que notamos una total apatía y un desinterés por las instancias de los distintos niveles de gobierno”, indicó el vicepresidente de proyecto Ahuehuete, Roberto García Díaz.

A la par de la federación, el estado y el ayuntamiento en falta de compromiso, se encuentra la Comisión Nacional Forestal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, situación que los ha obligado a tomar medidas propias para la preservación de los viejos del agua.

“Hace algunos meses se estuvo celebrando una declaratoria de área protegida del cañón de Río Blanco, pero vemos que eso es letra muerta, vemos que no se respeta, es tiradero de basura, descarga de químicos, tiran animales muertos, se queman y se dañan con aerosol los árboles”.

Expuso que en redes sociales de Proyecto Ahuehuete se denunció este abuso, además adelantó que harán una denuncia por escrito ante todas las autoridades ambientales, con el objetivo de asegurar el cuidado de los árboles.

“En breve vamos a mostrarles de recibido los escritos que haremos ante las instancias para que se atienda el problema, se resuelva, se deslinden responsabilidades y se tomen las medidas pertinentes para que quien hizo el daño lo repare y que el ayuntamiento haga su trabajo”, concluyó.


Jesé Isaí Cortés R./El Mundo de Orizaba