Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba  

 

Nogales.- En el último día de la Expo Oaxaca que fue instalada en el Palacio municipal, comerciantes indicaron que fue mínima la venta de sus productos porque la población no valora los costos que implica la mano de obra de las artesanías que elaboran, esto es una constante en cada lugar donde exponen.

Piezas de barro negro, blusas y vestidos tejidos a mano, medicina tradicional, comida y bebidas, joyería, vinos, entre otros artículos fueron los que comerciantes de Oaxaca estuvieron ofreciendo, con precios que iban de los 600, 300 y menos de 100 pesos, sin embargo, el regateo es algo con lo que los artesanos luchan, ya que la población no valora la dedicación, el diseño artístico y la creatividad que el artesano invierte en cada pieza.

Gabriela Cárdenas, artesana de Oaxaca, indicó que sus productos ya tienen un precio bajo, pese a ello, tienen que adaptarse al bolsillo del cliente aunque ello implique obtener solo la inversión que realiza en cada producto, pues hay que destacar que cada pieza es única elaborada con las manos y la dedicación del artesano, “está muy baja la venta, no sólo aquí, en todos los lugares que vamos, donde nos invitan para mostrar nuestros productos la gente quiere que se le venda barato y con tal de no cargar de regreso con la mercancía, lo vendemos aunque perdamos ganancia y sólo obtengamos lo que se le invirtió de material o el costo del transporte”, se quejó.