Río Blanco.- Son de 3 a 5 estudiantes de la Secundaria Vicente Guerrero las que resultan embarazadas cada ciclo escolar; derivado a la falta de comunicación en la familia, reconocióLourdes Cortés, psicóloga y profesora de la institución.

Son mil 080 alumnos en cada ciclo escolar, entre los turnos matutino y vespertino, de los cuales cada año salen niñas embarazadas y la cifra oscila entre las 3 y 5 entre los 13 y 15 años, principalmente de segundo y tercer grado, informó la psicóloga del colegio .

La falta de afecto dentro de la familia o la disfuncionalidad de la misma está provocando que busque el cariño en otra persona y que se sometan a adicciones, por lo que les representa muy fácil tomar el camino equivocado.

Destacó que son diferentes factores los que influyen en que los adolescentes no tomen las decisiones correctas, entre ellas se encuentran la pobreza, tabaquismo, drogas, sexo y demás que llevan al embarazo por no tomar conciencia de sus acciones.

Los jóvenes, especialmente las mujeres, frustran su proyecto de vida de alguna manera, pues la responsabilidad de un bebé no es fácil, sin embargo la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) han implementado el programa de PromaJovén y la institución hace la solicitud y emite la documentación para que en un periodo determinado se les ofrecen becas a las jóvenes, reconoció la profesora .

Como docentes, señaló que la institución está trabajando en conjunto con el sector salud y el DIF para implementar técnicas que ayuden a las adolescentes a tomar decisiones correctas, orientarles y en el caso de las embarazadas acercarles a los programas para que no dejen de estudiar.

Toda vez que conforme avanza el tiempo, los jóvenes se enfrentan a la toma de decisiones sin orientación, lo que convierte la situación compleja para ellos, y se vuelva difícil construir su propia identidad como adolescente sin un buen rumbo en su vida, por lo que buscan orientarles y sea lo contrario.

FALTA DE AFECTO

En ocasiones el problema deriva de la falta de afecto a los jóvenes que vienen de familias disfuncionales, lo que hace que busquen el cariño en otras personas, que se sometan a adicciones, por lo que es más fácil tomar una decisión equivocada.

"Es la disfunción familiar, en donde hay hogares desintegrados, padres separados, madres solteras, en donde no se establecen límites, en donde son las mujeres solteras que no llevan el control de su casa y muchas veces al no existir límites el adolescente rebasa la educación, el respeto, los valores y caen en crisis y malas decisiones". Lourdes Cortés, Psicóloga y profesora de la secundaria Vicente Guerrero

LUCY RIVAS A./EL MUNDO DE ORIZABA