Nogales.- En pésimas condiciones se encuentra el municipio, ya que no se ve el progreso ni desarrollo, calles en “pésimo estado, no hay servicios, ni apoyos”, por que desde el inicio de la administración de Antonio Bonilla Arriaga ha dicho que no existe dinero, que es un gobierno “austero” cuando eso no es así, afirmó Rubicela Romero Andrade, secretaria Estatal de Grupos Vulnerables de la CNC.   

“Lo que está pasando en Nogales, es que el presidente está haciendo las cosas muy mal, obviamente se ve que no está realizando trabajo, no sabemos en que o a que se dedica, por que las cosas no han cambiado, al contrario, vamos para atrás como municipio”. 

A los gobernantes no les gustan las criticas, sin embargo dijo que es una realidad y que todos los habitantes son testigos, “somos un municipio en carencia, un municipio abandonando en donde no existe obra, las carreteras están horribles, muchos baches y no hay servicios”. 

Eso solo se debe a malos gobernantes, se llevan el dinero diciendo que “no hay recursos”,  y si eso es cierto, pueden realizar gestiones ante dependencias, pero pareciera que no existe eso; afirmó. 

Como representante de un sector poblacional vulnerable, es “deprimente” que no existan obras, fuentes de empleo ni comercios que pueda hacer que repunte y apoye a su localidad, solo hay gente de edad avanzada y los jóvenes solo llegan a dormir por que trabajando en ciudades vecinas y otros más se van a otras entidades en búsqueda de una vida mejor.

En el caso de seguridad, calificó de pésima la situación del municipio, donde no se quiere llegar a que sea el mismo pueblo quien tenga que defenderse y levantarse en armas para protegerse.

 

"Nogales necesita un cambio, alguien que reactivé el municipio y lo saque adelante, sea quien sea, que tengan ganas de trabajar”, Rubicela Romero Andrade, secretaria estatal de Grupos Vulnerables de la CNC.

 

LUCY RIVAS A./EL MUNDO DE ORIZABA