La sobreproducción mundial de café ya provocó que su precio se desplome.

En la cosecha actual, 2017-2018, el precio del quintal de café pergamino se ubica 30 por ciento por debajo del ciclo anterior, de acuerdo con la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC).

Cada quintal equivale a 57.5 kilos de café.

Fernando Celis, asesor de la CNOC, explicó que en la cosecha 2016-2017 en estados como Chiapas o Veracruz, el quintal de café pergamino -que es el que se lava para luego tostar y moler- se pagó en 2 mil 700 pesos y en la actual cosecha ese mismo volumen vale mil 900 pesos.

Explicó que para determinar el precio del café en México se usan de referencia los que se registran en la Bolsa de Nueva York, así que si cae el precio internacional automáticamente afecta el nacional.

Celis destacó que la reducción del precio mundial se debe al aumento de producción que varios países con importantes volúmenes han ofertado.

Por ejemplo, Colombia es una de las naciones que marcan la dinámica de mercado, pues al año produce alrededor de 14.6 millones de sacos (cada uno de 60 kilos); Honduras es otro importante participante y consigue 8 millones de sacos, puntualizó.

Por el contrario, y después de la roya, el asesor dijo que México está produciendo entre 3 y 3.5 millones de sacos, aunque antes de la roya se llegó a 4.5 millones.

El café arábigo es el que cotiza en la Bolsa de Nueva York, el cual representa 95 por ciento del total de producción nacional, mientras que el de la variedad robusta se cotiza en la Bolsa de Londres.

“Es preocupante porque apenas se está recuperando la producción después de varios años de afectación por la roya y del clima”, dijo Fernando Celis.

En la sierra Norte de Oaxaca, la roya no sólo redujo la producción del café, también su calidad, pese a las iniciativas gubernamentales, por lo que no se paga a los mismos precios que los años anteriores, refirió Julián Vázquez, técnico agrícola de la organización Movimiento Social por la Tierra (MST) en dicha región.

“El hongo sigue presente, pues los programas gubernamentales no están atacando de fondo el problema”, afirmó Vázquez, quien asesora a los productores para combatir las diversas plagas y para que éstos apliquen algunas técnicas para tener un buen manejo y rendimiento del cultivo.

Julián Vázquez agregó que el hongo de la roya es un ser vivo que muta y que recientemente mutó, entonces si no se atiende esta roya, como fue en 2013, va a pasar lo mismo el siguiente año, advirtió el asesor de la CNOC.



Agencia Reforma