Mendoza.- En el distrito de Camerino Z. Mendoza, las campañas estuvieron “jugosas”. Según el Instituto Nacional Electoral (INE), las aportaciones federales y estatales hicieron que partidos como PAN-PRD, Verde Ecologista, Alternativa Veracruzana y el Partido Revolucionario Institucional gastaran sumas que rebasan los 400 mil pesos.

Sin embargo, el ganador de la contienda electoral, Nicolás de la Cruz de la Cruz, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), sólo gastó 40 mil 423 pesos con 41 centavos, es decir el 3.97 por ciento de un millón 17 mil 68 pesos que tenían los candidatos como tope de campaña.

De acuerdo con el informe de rendición de cuentas y resultado de fiscalización de este instituto, los candidatos que participaron en la contienda del 5 de junio desembolsaron 2 millones 514 mil 954 pesos con 87 centavos. 

En el documento establece que quien gastó más fue el hoy excandidato por la coalición Unidos Para Rescatar Veracruz, del PAN-PRD, Salvador Montalvo González, pues utilizó 689 mil 639 pesos con 72 centavos en los 30 días de campaña que provinieron de recursos del Comité Ejecutivo Estatal, aunque recibió 36 mil 355 pesos de aportaciones de simpatizantes.

Los gastos estuvieron distribuidos en volantes (88 mil 160 pesos); calcomanías (83 mil 172 pesos); microperforados (66 mil 701 pesos), banderas (235 mil 718 pesos con 96 centavos); playeras (109 mil 161 pesos con 80 centavos); entre otros que rebasan los 100 mil pesos.

En el caso del PVEM, su abanderado, Noé Rojas Olmos, ejerció 457 mil 835 pesos donde al menos 390 mil pesos fueron destinados para propaganda. Sin embargo, algunos ciudadanos aseguran que no realizó una campaña tan visible.

El candidato independiente, Julio Atenco Vidal, gastó 59 mil 177 pesos con 12 centavos; caso similar al abanderado del Partido del Trabajo, Jesús García Nieto, con 58 mil 404 pesos.

Quienes menos invirtieron fueron los candidatos por Movimiento Ciudadano, Abril Camarillo Quiroz, que erogó 24 mil 405 pesos con 93 centavos; y Encuentro Social, Claudia Trujillo Marín que sólo gastó 8 mil 036 pesos.

 

Jacqueline Aviléz/El Mundo de Orizaba