Región.- Antes de que termine la administración del Gobernador del Estado Javier Duarte de Ochoa, alcaldes de Nogales, Río Blanco y funcionarios de Acultzingo que son de oposición al Revolucionario Institucional buscarán que se les liquide los adeudos que el Gobierno mantiene con las administraciones municipales desde hace varios meses, algunos son obras pendientes.

Por su parte el alcalde de Nogales, Antonio Bonilla Arriaga, reconoció que los depósitos no llegan a tiempo a las arcas municipales, aún cuando no les han dejando de depositar. “A veces un poco recortado, eso si, y nos deben una lanita de un millón y medio que vamos a esperar el depósito”.

Señaló que verificarían con tesorería si existen otros adeudos pendientes, y es que aunque no con exactitud de los montos, aunó que existen recursos federales que se destinaron a Nogales y se quedaron en la Sefiplan, por lo que seguirán presionando para que les entreguen lo que les corresponde.

Recalcó que es de los alcaldes de oposición que se une al reclamos de los demás municipes, toda vez que existen obras pendientes y un recurso económico por solventar.

“Me hubiera gustado ir en grupo por que algunas veces el tiempo lo tienen uno ocupado, pero por mi parte lo haré de forma particular la presión, por que ya se va y todo lo que no podamos recuperar lo vamos a perder, por que la nueva gestión que viene no creo que nos reconozca o quiera dar lo que se llevaron”, afirmó.

De la misma manera, la alcaldesa de Río Blanco, María de los Ángeles Martínez Martínez destacó que el recurso federal destinado para el municipio no ha llegado, por que llegó al Estado, estos en su momento lo detuvieron por “veda electoral” y se les informo que llegaría en próximos días, pero eso no ha sucedido.

Asimismo, de acuerdo a información del Ayuntamiento de Acultzingo se dio a conocer que a la fecha no han emitido alguna denuncia por concepto de adeudos, en su caso solo tienen atrasos de días en los depósitos, “no es por meses como otros ayuntamientos”, aseguraron.

Y es que la fecha para los depósitos son el 7 al 10 de cada mes, y en los últimos meses estos llegan hasta el 20 al 23, lo que les ha afectada en el pago de la quincena de cada mes, y han tenido que hacer movimientos como préstamos de otros fondos para cumplir con el personal, toda vez que el mes pasado, atrasaron una quincena a los 80 empleados, sin embargo se les avisó y no existió alguno con el personal, afirmaron.

Sin embargo, se podrían unir con el resto de alcaldes en el Estado para que el Gobierno cumpla con los montos que les adeuda a la mayoría.

Es de señalar que aunque los ediles no han denunciado penalmente, están a la espera de que la Secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan) cumpla con las fechas y el pago de los adeudos en tiempo y forma para que cumplan con los pagos programados en obras, salarios y proveedores, de lo contrario se unirán a las pugnas del resto de los municipios.

 

II LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA