Nogales.- A unas horas de haberse entregado la pavimentación, guarniciones y banquetas en la colonia Aquiles Serdán, se observa la mala calidad del material, al grado que las goteras de un techo provocó que se socavara el pavimento una banqueta, así lo reconoció el regidor segundo Mario Sergio Ariza Flores.

Señaló que la mala calidad de la obra es visible, toda vez que en la calle Gabriel Hernández que se ubica entre la avenida Cristóbal Colón y avenida Francisco I. Madero de la colonia antes señalada, se observa en una de las banquetas el deterioro del cemento y la franja a lo largo de esta.

Además no debieron entregar una obra así, pues se observa la franja a lo largo del techo como se deslavo, “si eso sucedió con una pequeña lluvia, por que no han caído aguaceros, como será cuando llueva más fuerte y que pasará con la obra, ¿se empezará a levantar el pavimento o fracturar?”, se preguntó.

Refirió que en su caso por ser regidor de oposición no le pasan el reporte de las obras completo, ni que material se utiliza ni especificaciones, si a caso la invitación para que acuda a la entrega de la obra, de la cual dijo no estar de acuerdo y por eso no acudió.

La obra se inauguró el pasado miércoles por parte de las autoridades municipales, con una inversión de recursos propios de un millón 282 mil 891 pesos por la construcción de 1,528.25 metros cuadrados de pavimento de concreto hidráulico, guarniciones y banquetas.

Para constatar los daños que presenta la obra, los vecinos señalan que era necesaria la pavimentación ya que era una calle que por años se encontraba en deplorables condiciones; sin embargo, reconocen que la calidad no es buena al observar lo que ocurrió con tan solo un escurrimiento.

Por lo que esperan, que esta no sea una más de las obras de relumbrón que hacen todas las administraciones solo para tener contentos a los vecinos por unos días, y en poco tiempo se estrelle el pavimento y deteriore la calle por el paso constante de vehículos. “Ya después le diremos que obra nos entregaron”, reconoció uno de los vecinos.

Cabe señalar que este calle, es una de las arterias principales por donde circulan un gran número de vehículos particulares y paso de alumnos que van a la escuela secundaria Francisco Javier Clavijero y el jardín de niños María del Carmen Saulnier Maceda, además de circular autobuses que van de El Encinar a colonias del centro.


Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba