Río Blanco.- Son más de 47 predios que el ayuntamiento de Río Blanco a través de la tesorería municipal ha promovido como juicios legales y que están en convocatoria de remate, por que sus dueños desde hace varios años no han pagado sus impuesto predial y demás.

En entrevista con la alcaldesa María de los Ángeles Martínez Martínez, reconoció que se han cansado de hacer las visitas a morosos y se les notificó en varias ocasiones exhortando para que se acerquen y hagan convenios.

Por lo que siguiendo lo marcado por la Ley de Ingresos ha tenido que proceder administrativamente en contra de los contribuyentes que no han pagado su impuesto predial, y se les invita a audiencias de remate, predios valuados por un perito valuador y se convoca a postores que deseen adquirir dichos inmuebles.

Señaló que se les invitó y se dejó pasar tiempo prudente y al no asistir, se empezó con el proceso legal del remate de los predios, y al ver personas que ya les llegó su aviso se han acercado a realizar convenios de pago y están cumpliendo.

Pero, quien no se acerque van a continuar con el proceso de remate, por lo que ya tienen aproximadamente 47 viviendas en dicho proceso; “son bastantes que hemos estado reteniendo, personalmente he visitado a algunas para explicarles que es un trabajo en equipo y estamos para ayudarlos, pero deben cumplir también con sus obligaciones”.

Recordó que se encontró con una persona que dijo que no va a pagar hasta que cambie la administración de color, “es respetable y es libre de decidir, sólo se le explicó que el perjudicado es él, por que genera multas, intereses y recargos que le acrecienta su deuda”, afirmó.

Reconoció que durante todo el año se acercó un gran número de pobladores durante los miércoles ciudadanos que por diferentes circunstancias no han cubierto sus pagos y se les ha estado apoyando con con convenios y descuentos.

Para finalizar, invitó a la ciudadanía para que apoye al ayuntamiento cumpliendo con su obligación del pago del impuesto predial y limpia pública, por que hay mucha gente que aún lo adeuda.


LUCY RIVAS A./EL MUNDO DE ORIZABA