Zongolica.- Como parte de una planeación vial eficiente en la sierra de Zongolica, el foro de abogados del estado de Veracruz con representación en esa región montañosa señaló que después de los tres accidentes de autobuses que se produjeron la semana pasada en carreteras veracruzanas, es necesario que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tome las medidas preventivas para instalar reguladores de velocidad, principalmente en el transporte público de carga. Su titular, Justina Reducindo Candanedo, afirmó que el 90 por ciento de los accidentes que se producen en las carreteras tienen que ver las unidades de tráileres que circulan indebidamente con una o dos plataformas, es decir, llevan carga exagerada. Consideró que por el grado de peligrosidad con que conducen en las carreteras federales y estatales, esos camiones de carga deben tener un regulador de velocidad ya que los trailers conducen a más de 100 kilómetros de por hora en la mayor parte de los casos. “Desde el punto de vista mecánico, esos vehículos no pueden frenar en tres metros, ya que la fuerza natural del movimiento no se puede detener, incluso, el reglamento de tránsito especifica la distancia en que debe uno de sostener entre carro y carro cuando se conduce en carretera, porque se advierte la velocidad, y luego entonces, no se puede frenar en 2 ó 3 metros, de ahí sobrevienen muchos accidentes”, dijo la abogada. Como ejemplos citó los accidentes que involucraron a un autobús con destino Xalapa-Perote en donde hubo 7 personas lesionadas, un autobús ADO que se incendió en la autopista México-Veracruz a la altura de Amatlán, y donde perdieron la vida 13 pasajeros y un trailer cargado con toneladas de cartón para reciclar que impactó una caseta de cobro en la autopista a Veracruz. Aclaró que para evitar más muertes en carretera, recalcó, es necesario que se instrumenten reguladores de velocidad en los trailers, porque los autobuses de pasajeros, en su mayoría, ya cuenta con ese dispositivo. Finalmente aseveró que los conductores de esas unidades que no tengan la preparación de mecánica indispensable para manejar con profesionalismo un vehículo, no deberían de recibir la licencia de manejo, para lo cual, las autoridades responsables del transporte público deberían ser más cuidadosos y verificar que se esté cumpliendo con la norma jurídica.

Jesé Isaí Cortés R./El Mundo de Orizaba