Huiloapan.- Ejidatarios notificaron predios sin dejar marcados pasos de certidumbre o espacios para calle, lo que está provocando conflictos entre los ahora dueños, debido a que demandan pavimentación pero no hay espacio para realizarlas, dijo el síndico, Martín Acacio Ortega de los Santos.

Refirió que en los últimos años la localidad de Donato Guerra está creciendo rápidamente y se enfrentan a la situación de necesidades, pero su problema recae en que las personas que fueron lotificando y vendieron los predios no dejaron reglamentados los accesos y se habla de 40 familias en esa situación.

“Han vendido, pero no tuvieron un control de cómo tienen que estar estas calles, ahora llega la gente y nos ha pedido que se les ponga la luz eléctrica, agua, drenajes, pavimentación, guarniciones y banquetas, pero no se puede hacer mucho”.

Señaló que como propietarios han tenido parte de culpa al comprar y no exigirle a los dueños de los terrenos un plano en donde les señalen como están los accesos, la gente necesita los servicios y los conflictos no son solo ahorita, si no a futuro habrán más  problemas.

Refirió que solo han estado vendiendo terrenos con paso de servidumbre de dos metros de ancho, los cuales aunó que no es suficiente para que pase ni un vehículo, y es que reiteró que no les exigieron a los dueños, y estos rediseñaron a su “antojo” y a la conveniencia propia, pues no quisieron perder nada.

Aún cuando el año pasado se regularizaron parte de los terrenos en Donato Guerra existen otros que aún no y es de gente que compró desde hace varios años, y ya edificaron y no pueden quitar parte de su vivienda para dejar que se habrá una calle.

Afirmó que los vendedores cayeron un un delito, por que no llevaron acabo una regularización de accesos para las personas que les iban a comprar; en este caso el ayuntamiento podría sancionar y podrían salir perjudicados con multas por no prever destinar accesos.

A la fecha en este municipio no existen otros ejidos que se hayan regularizado y vendido los predios, solo Donato Guerra en donde la mayoría se ha vendido y se enfrenta a esta situación, finalizó el síndico.



LUCY RIVAS A./EL MUNDO DE ORIZABA