Ciudad Mendoza.- Organizaciones de comerciantes bloquearon la avenida Hidalgo, frente al Palacio municipal, en protesta para exigir a las autoridades municipales más seguridad.

Aclararon que los protocolos de seguridad que tiene la Secretaría de Seguridad Pública en hechos como el que se vivió en la balacera del pasado viernes no son los adecuados.

De esta forma los representantes de los comerciantes del mercado Morelos adheridos a la CROM, del mercado El Águila y de los taxistas aseguraron que no solo hay daños materiales y pérdidas económicas por el enfrentamiento entre delincuentes y policías, sino también psicológico.

“Hasta el momento venimos a dialogar el tema de unidad ante un hecho de alto impacto y alto riesgo, lo que reprobamos es la forma táctica en la que actúan las fuerzas del orden, hubo empujones, hubo palabras altisonantes, su mercancía fue tirada y ya hubo consecuencias por ese evento, ya murió un comerciante, hay gente enferma, queremos que el alcalde nos de el respaldo moral, económico y en especie para resarcir esto”, destacó uno de los manifestantes.

Agregó que la unión se dio debido a que este suceso de índole delictiva afectó a muchos sectores de la población, por lo que adelantó que procederá legalmente contra la secretaría de seguridad pública, quienes intervinieron en la captura y abatimiento de los delincuentes.

Trinidad de los Santos Marcelino, representante del mercado Morelos acotó que el principal daño al que estaban expuestos era a la muerte.

“Las personas que sufrieron estas acciones son de escasos recursos, aparte de que tuvieron pérdidas en los productos que venden, no han sido atendidos como debe de ser porque no tienen los recursos necesarios, por eso estamos aquí para que se les de apoyo médico y económico y todo de una manera de común acuerdo, esperamos que la autoridad sea condescendiente, pues sigan en crisis”, concluyó.

POR 2 HORAS

La circulación en la avenida Hidalgo fue bloqueada por 2 horas por los manifestantes en su protesta frente a Palacio municipal.

Jesé Isaí Cortés R./El Mundo de Orizaba