Nogales.- Al menos cuatro familias aseguran que se quedaron sin empleo tras el cierre de un Centro de transferencia y separación de residuos en la colonia Álamos, sobre la avenida Juárez,

Aseguran que el Ayuntamiento está interviniendo en esta situación y si no les hacen caso harán huelga de hambre.

“Tenemos un representante, pero por envidia buscó y habló con el director de Gobernación y mandaron a cerrar, vinieron por los carritos en una patrulla y se los entregamos”, reconoció una de las afectadas.

Entre los afectados, hay una mujer que tiene un hijo con discapacidad y son de bajos recursos, no la quieren ayudar y le quitaron su fuente de trabajo.

Uno de los afectados, señaló que tras el cierre han ido a apartar citas para entablar diálogo con el alcalde, ayer acudieron a las 12:00 del día, pero se la cambiaron para el lunes. “Nos dan evasivas, por lo mientras necesitamos el trabajo y ahorita no hay para la comida”.

Llevan 14 años trabajando de esta forma, ellos recolectan en colonias, separan la basura, y luego el camión recolector se lleva los desechos sobrantes, y por recoger estos, los boteros pagan 300 pesos semanales al ayuntamiento.


Es un tema entre

particulares: Marrón

Oswaldo Marrón Luquez, director de Gobernación de Nogales, señaló tener conocimiento del tema, reconoció que la semana pasada la persona encargada informó al ayuntamiento que cerraría el lugar, para abrir otro en otro lugar.

“Lo que tengo entendido, es que los mismos que están se van a ir a trabajar a otro lugar, las rutas están marcadas, solo se cerró ese espacio por que van a abrir otro, en una zona en donde se les facilite la entrada y salida de los camiones recolectores”.

Dijo desconocer el motivo, a lo mejor el tema de renta, el préstamo de otro terreno, por lo que aunó que por parte del ayuntamiento no se da el cierre y nada tiene que ver que estén trabajando mal u otro motivo.



Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba