Nogales.- La planta de tratamientos de aguas residuales que se construye en la colonia Lázaro Cárdenas de El Encinar, que recibirá los desechos de seis colonias que están contaminando al río Chiquito, están a punto de concluir.

El presidente de la obra, Andrés López Romero, señaló que desde el 2000 se ha hecho de manifiesto el problema de contaminación que existe en la congregación, por ello, vecinos solicitaron a autoridades municipales que se realizara dicha obra, la cual tiene una inversión de más de 1 millón de pesos.

La obra se realiza con aportaciones municipales del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) y la participación económica de los vecinos, quienes compraron el terreno de 20 por 40 metros por 32 mil pesos.

Se han enterrado tres biodigestores para quitarle la contaminación que se va al río Chiquito, pues descargan actualmente drenajes de la colonia Lázaro Cárdenas 1 y 2, Las Arboledas, El Cerrito, Nueva Jerusalén y Maravillas.

“Nosotros nos comprometimos con Gobierno del Estado a realizar una planta de tratamiento de aguas residuales, a fin de que nos diera el permiso de tirar nuestros desechos al río Chiquito; por lo que esta se convierte en la primera en Nogales”, afirmó.

Algunas de estas colonias, han tenido obra y se les ha hecho ampliación en la red de drenaje y cambio de tubería, entre otros que servirán para eficientar el servicio.

El fin de semana se estaría entregando la obra, además se tendrá una asamblea con vecinos para informar cómo va a funcionar y que no tiren desechos como pañales y cosas pesadas, que puedan dañar los biodigestores.

A las nuevas autoridades les solicitarán vigilancia y mantenimiento para que esta sea funcional y no se tapen.




Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba