Zongolica.- La Escuela Primaria 16 de Septiembre se ha visto afectada por inundaciones, sin embargo, a la fecha no han tenido solución de reubicación, toda vez que hace cuatro años perdieron la oportunidad de recibir 8 millones de pesos por parte del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) por no contar con un terreno para la construcción de un inmueble nuevo.

Fue hace tres años atrás, las inundaciones no eran tan severas, sin embargo el Fonden había destinado 8 millones de pesos para la posible reubicación, pero en ese momento no se encontró en el lugar, reconoció Florinda Nogales Martínez, Directora de la institución.

Les comentaron que si había espacio, el recurso se les destinaría, pero al no haberlo este se perdió la oportunidad de reubicar a 180 alumnos. En su momento Espacios Educativos realizó los estudios de suelo para determinar si se podía construir en este lugar una estructura metálica, pero el terreno no paso la prueba.

“En Zongolica no hay más terreno para la instalación de la escuela, nos proponían un lugar pero es fuera de, es la Quinta, pero en tiempo de inundación el camino se inunda, y tampoco es posible el traslado”, refirió.

Es una institución que año con año se ha visto afectada por inundaciones desde hace 30 años, y este 2017 en su momento fueron visitados por diferentes titulares de instituciones gubernamentales interesados en que apoyar, pero solo se llevaron las solicitudes y hasta el momento no han tenido respuesta alguna.

Solicitaron nuevamente la reubicación de la escuela para ya no sufrir los daños en el plantel, pero hasta el momento no se tienen respuesta positiva, sin embargo, están trazando el camino para la donación de un tramo de terreno que ocupa el CDI.

Ya organizan para realizar una visita a la ciudad de México con las personas encargadas de esta dependencia para que se pueda considerar esas posibilidad, toda vez que no existen terrenos en el centro de este municipio, y empezar a gestionar los recursos ante Fonden y les otorguen un presupuesto.

Además solicitan la donación de mobiliario y material didáctico, porque con cada inundación sufren daños, se preparan y suben en alto las cosas, pero no es suficiente, debido a que el agua las alcanza y se echan a perder, sobre todo lo que es de madera y triplay.

En esta ocasión se echaron a perder 10 escritorios de maestros y solo quedan la base, pizarrones, material didáctico, mesas de madera de los niños, monto de inversión que oscila en los 30 mil a 50 mil pesos en esos artículos, pero no se tienen los recursos, y continúan utilizando los pizarrones inflados.

“Hasta el momento dentro de las solicitudes va la petición de mobiliario nuevo y a la fecha este no ha llegado ni hemos tenido respuesta de la Secretaría de Educación ni de ninguna dependencia, solo dicen que si lo van a entregar pero no hay fecha”, finalizó.

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba