II LUCY RIVAS A.

EL MUNDO DE ORIZABA


Nogales.- El balneario de la Laguna de Nogales cada vez recibe poco menos visitantes, debido a diversos factores, entre los que resaltan la falta de mantenimiento adecuado y por las noches la falta de vigilancia e iluminación, reconocen vecinos aledaños al balneario y comerciantes.

Recuerdan que hace años, los fines de semana y puentes festivos recibía un gran número de visitantes y era considerado uno de los lugares de mayor afluencia sobre todo los sábados y domingos, pero actualmente ya no se llenan los espacios como antes.

Actualmente solo van un rato; lo que ha desencadenado un fuerte golpe a la economía de los vendedores de los pequeños locales de venta de comida rápida y algunos juguetes y juegos, pues solo venden lo del día.

En estas fechas son pocas personas las que se meten al agua, algunas solo desayunan, recorren el lugar y se retiran”.

Entre semana solo pasan los vecinos que van al mercado Primero de Mayo y padres de familia que llevan a sus hijos a la escuela, pero no hay más visitantes más que los alumnos que se saltan una clase o algunas parejas; cuando antes eran familias enteras, por que era un lugar atractivo.

Algunos vecinos y comerciantes coinciden que desde que inició la administración municipal, llevan diciéndoles que se va a rescatar este espacio, pero no han visto nada nuevo, solo el área de juegos que cada vez que llueve se encharca y los niños no pueden jugar.