Ciudad de México.- El Paseo de la Reforma se pintó con todos los colores del arcoiris.

Miles de activistas y personas de la comunidad homosexual marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo capitalino.

El motivo principal de esta edición 38 de la marcha del Orgullo Lésbico Gay es reconocer a las familias diversas, exigir el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo, así como para repudiar la homofobia en todas sus formas.

También es para manifestarse en contra de los crímenes de odio perpetrados contra personas por sus preferencias sexuales, tal como pasó con los hechos ocurridos en Orlando (EU), donde fueron asesinados 50 miembros de la comunidad homosexual.

"Esta es una marcha muy importante porque a partir de ahora tendremos que hacer una unión muy fuerte de todos como colectivo LGBT para hacer que la iniciativa de nuestro Presidente pase y pueda haber matrimonio igualitario en toda la República mexicana", expresó Felipe Nájera, activista de la Organización de Familias Diversas, en un mensaje antes de iniciar la marcha.

"Tenemos que unirnos contra algunas de las personalidades de la Iglesia que están en contra de nuestro derecho, algunas personalidades políticas que están en contra de nuestro derecho para exigir que lo que la Suprema Corte de Justicia ya dictaminó, se lleve a cabo".

Jan Jarab representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, detalló que para erradicar la homofobia, se debe desarrollar una cultura del diálogo y tolerancia.

En la marcha también participan figuras públicas como las embajadoras Roberta Jacobson y Pierre Alaire, de Estados Unidos y Canadá, respectivamente.

Agencia Reforma