Redacción

Un presunto delincuente abatido, uno detenido, dos policías heridos -uno municipal y uno de la Fuerza Civil- y dos civiles usados de rehenes - ya liberados- fue el resultado de los hechos violentos que iniciaron en Orizaba la noche de ayer y que concluyó hoy por la mañana.

Los hechos tuvieron como marco balaceras entre fuerzas del orden federales, estatales y municipales y grupos delincuenciales que tuvieron en suspenso a un sector de la población.

En rueda de prensa, el alcalde Juan Manuel Diez Francos y el director de Gobernación, Juan Ramón Herebia dieron a conocer el saldo oficial de los hechos.

Señalaron que la Policía Municipal actuó en coadyuvancia con Marina y Fuerza Civil. Comentaron que en estos momentos la ciudad vuelve a la calma.