Orizaba.- Después de 4 meses de conflicto y más de un mes de huelga de hambre, la Comisión de Comerciantes Indígenas y el Ayuntamiento de Orizaba llegaron a un acuerdo bajo el cual se levanta la protesta en el parque Apolinar Castillo y aceptan ocupar los lugares del Mercado de las Artesanías, entre otras peticiones.

Bernalda Rosas, comerciante ixhuateca que mantuvo durante 38 días la huelga de hambre, agradeció el apoyo de todos los sectores que se solidarizaron con su lucha, además tomó la decisión de instalarse de manera pacífica y simbólica en el Mercado Melchor Ocampo.

César Carrillo/El Mundo de Orizaba