CDMX.- Pese a los esfuerzos de las autoridades para mejorar la situación de la deuda pública, la carga que representa el pago de intereses y comisiones por este financiamiento ha crecido de manera importante.

De enero a noviembre de 2017, el costo financiero de la deuda del Sector Público tuvo un incremento de 7.7 por ciento, en términos reales, comparado con el monto destinado a este rubro en el mismo periodo de 2016, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda.

Si bien, la variación es menor que la registrada en 2016, cuando se disparó y fue de 16.8 por ciento real, el avance de este gasto es preocupante debido a que consume una parte importante de los recursos y ejerce fuerte presión en las finanzas públicas.

Según la información publicada por Hacienda, durante los primeros 11 meses del año, el costo de la deuda del Sector Público sumó 387 mil 938 millones de pesos, lo que iguala al gasto total destinado a las secretarías de Educación y Salud juntas para el periodo indicado.

Lo anterior se traduce en que al cierre de noviembre del año pasado, el costo financiero del sector público consumió 8.7 por ciento del total del gasto neto.

La participación actual de este egreso dentro del total es 2.9 puntos porcentuales superior a la registrada al cierre de noviembre de 2013, cuando se ubicó en 5.8 por ciento, lo que denota el avance que ha tenido durante la actual administración.

De este costo financiero, 71.8 por ciento corresponde a obligaciones contratadas por el Gobierno federal, monto que ha pasado de 243 mil 228 millones de pesos en los primeros 11 meses de 2016 a 278 mil 525 millones, para igual periodo de 2017, un crecimiento real de 8.1 por ciento.

El resto del gasto por intereses y comisiones es generado por las obligaciones de las empresas productivas del Estado y suma 109 mil 413 millones de pesos, lo que indica un aumento real anual de 6.9 por ciento.

En cuanto a la composición del costo financiero de acuerdo al tipo de deuda, 61.1 por ciento de las erogaciones realizadas por este concepto atienden a la deuda interna, mientras que el año pasado representaron 58.6 por ciento, lo que de alguna manera refleja la estrategia de las autoridades de modificar la composición de la deuda para dar menor peso a una exposición en moneda extranjera.

Para 2018, según el proyecto de egresos de la federación, se estima que el costo financiero del Gobierno federal alcance los 489 mil 126 millones de pesos, y de 136 mil 185 millones de pesos para las empresas productivas del Estado, lo que daría un total de 625 mil 311 millones de pesos.

Reforma

Foto: Pixabay