Ciudad de México.- En México el consumo per cápita de carne de pavo es bajo en comparación con los otros países del mundo.

El consumo de carne de pavo en el País es de 1.4 kilogramos al año por persona, mientras que en Estados Unidos es de siete kilos y en Canadá de cuatro, de acuerdo con la Unión Nacional de Avicultores (UNA).

En la Unión Europea dicha demanda también es de cuatro kilos por habitante, según la UNA.

A diferencia del mexicano, el estadounidense está más acostumbrado a comer este cárnico, ya que es impulsado por la adquisición que, por otro lado, hace de embutidos y que integra a su dieta, explicó Marco Parson, presidente de la Sección Nacional de Productores de Guajolote de la Unión Nacional de Avicultores (UNA).

"En Estados Unidos su mercado es mucho de embutido, el americano es mucho de sandwiches, es práctico y aparte ellos, lo mismo que el pollo, se quedan con la pechuga y pierna, y el muslo lo mandan para acá", detalló el también director general de la empresa Pavos Parson.

Desde 2005 el consumo de carne de pavo ha oscilado entre 1.4 y 1.9 kilos per cápita, es decir, se ha mantenido uniforme, sin mayores cambios.

En México, el mayor consumo ocurre en las fiestas decembrinas, pues se concentra el 90 por ciento del total de todo el año, según la UNA.

Sin embargo, cada vez más empresas de pavo están ofreciendo diversos tipos de cortes o productos a partir de la carne de pavo, con la finalidad de incrementar la demanda, por ejemplo, las hamburguesas, medallones, arrachera o carne molida, de acuerdo con información de la UNA.

Para el caso de Chihuahua, principal estado productor con el 21 por ciento del total, se cuenta con un proyecto piloto de comida preparada para ofrecer platillos como pechuga deshebrada en chile colorado o en rajas, así como barbacoa de pavo, refirió Parson.

Reconoció que a lo largo del año, el principal consumidor en México es el estado de Yucatán, donde en varios restaurantes se puede encontrar el pavo sin importar la época.

Para el cierre de 2017 se espera que la producción en México de este cárnico sea de 12 mil 550 toneladas, esto es, un millón 586 mil pavos enteros, lo que representará un crecimiento del 2 por ciento, respecto al año anterior, según estimaciones de la Unión Nacional de Avicultores.

En el País, además de la empresa Pavos Parson, ubicada en Chihuahua y que representa el 45 por ciento de la producción nacional, el volumen mexicano también se cubre de empresas como Pavos Viridiana y Pavo Rey, en Yucatán.

Reforma

Foto: Reforma