Buenos Aires.- Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de México, Enrique Peña Nieto, celebraron hoy en Buenos Aires el "propósito" de ambos Gobiernos de "darle un nuevo clima de entendimiento" a la relación bilateral tras la firma de varios acuerdos del ámbito económico, social o educativo.

"Hoy estamos dando un nuevo impulso y construyendo una nueva etapa en la relación entre Argentina y México, con un mayor entendimiento, un mayor acompañamiento", dijo el mandatario mexicano ante la prensa luego de reunirse con su par durante una hora en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo del país austral.

Por su parte, Macri, presidente desde diciembre de 2015, valoró la visita de su colega como el "reconocimiento a la importancia y el entusiasmo que hay en el pueblo mexicano por estrechar relaciones con el pueblo argentino", al tiempo que recordó que Argentina emprendió una "etapa de cambio" y diálogo con el mundo y deseó que México tenga en ella un lugar "preponderante".

La agenda de Peña Nieto en Buenos arrancó a las 10.30 hora local (13.30 GMT) con la colocación de una ofrenda floral en el monumento al general José de San Martín, héroe argentino de las luchas por la independencia.

Ya seguidamente llegó el momento de su encuentro con el mandatario argentino, quien le recibió en la sede de Gobierno, posaron ante la prensa y se reunieron en privado.

Fue así que a media mañana, y en un salón repleto de medios de comunicación y altos representantes políticos de ambos países, los dos encabezaron la firma de seis acuerdos en diversos ámbitos, especialmente uno que profundiza en el nexo económico y comercial bilateral.

Se trata de la firma "sobre parámetros para la ampliación y profundización" del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 6, firmado en 1987 por Argentina y México y "que no se ha tocado ni alterado" desde entonces, remarcó Peña Nieto.

Es en este marco en el que apostaron por que este convenio sea la herramienta para lograr "en un futuro no muy lejano" un acuerdo de mayor integración y de libre comercio entre Argentina y México.

"Aspiramos a que estos convenios que firmamos hoy se multipliquen y nos lleven a que finalmente tengamos un acuerdo de integración absoluta, de libre comercio, entre ambos países", añadió Macri, quien agradeció a su homólogo mexicano el apoyo dado para que Argentina acoja la cumbre del G20 en 2018, grupo que los dos países integran.

Asimismo, México también anunció que apoyará a Argentina para que acceda a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El resto de firmas estuvieron encaminadas a impulsar la cooperación espacial con fines pacíficos, así como en políticas sociales para la mujer, de cooperación turística, académico-diplomática y en el ámbito de las comunicaciones.

También en el sector del comercio exterior y las inversiones.

Además, las dos naciones se comprometieron a rubricar próximamente un acuerdo de cooperación entre el Ministerio de Ciencia argentino y el sistema público de radiodifusión de México, crear un programa de cooperación científica y tecnológica para 2016-2019 y suscribir convenios de cooperación en materia de pesca, acuicultura, vitivinicultura, sanidad agropecuaria y trabajo.

Como parte de sus objetivos de Gobierno, Macri recordó que lograr la "pobreza cero", derrotar el narcotráfico y fortalecer su sistema institucional son fines compartidos con su par.

Es así que convencido de que Argentina y México son dos naciones históricamente identificadas, parte de una misma región y "con lazos entrañables", Peña Nieto, que invitó a Macri a que visite su país, fue tajante.

"Creemos firmemente en nuestra democracia, en los valores fundamentales de respeto a libertad, a los derechos humanos, a la diversidad y la libre expresión", destacó el presidente mexicano antes de disfrutar de un almuerzo de Estado celebrado en el Museo Casa Rosada.

Acompañados de multitud de representantes políticos y junto a sus respectivas esposas, Juliana Awada y Angélica Rivera, Macri y Peña Nieto hicieron un brindis en el que el mandatario mexicano agradeció las "muestras de hospitalidad" del argentino y dijo que su visita "es un paso en la construcción de una etapa en la relación entre ambas naciones" marcada por una "visión compartida" de "cómo construir prosperidad" para las sociedades".

Peña Nieto ya había visitado Buenos Aires en 2012, todavía como presidente electo, cuando se reunió con la entonces mandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), momento en el que se mostró dispuesto a resolver las "diferencias" que se acusaban en la relación bilateral.

"Esta es tu casa. Gracias por visitarnos. Vamos a brindar por el pueblo mexicano y el pueblo argentino. ¡Viva México! ¡Viva Argentina!", dijo Macri, al hablar brevemente en la comida ofrecida en honor de Peña Nieto y su delegación.

Al tiempo que los presidentes hablaban, en la plaza de Mayo, junto a la sede Gobierno, varios grupos de personas repudiaron con pancartas y banderas la presencia del presidente mexicano y reclamaron justicia por los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, caso que sigue impune a casi dos años.

Antes de abandonar Argentina, Peña Nieto asistió a la apertura del Foro Económico "Argentina - México", al que acudirán tanto empresarios mexicanos como argentinos.

EFE/Foto: EFE