Ciudad de México.- Actualmente tres de cada cuatro camas de hospital están ocupadas por alguien que sufre un padecimiento relacionado con la obesidad, aseguró Rafael Álvarez Cordero, presidente honorario del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas.

Esto se debe a que el 70 por ciento de los mexicanos tiene sobrepeso y obesidad, y a que estas enfermedades se asocian al desarrollo de otros padecimientos o complicaciones, explicó.

La obesidad es una enfermedad que eleva el riesgo de padecer diabetes tipo 2, hipertensión arterial sistémica, dislipidemias y trastornos de sueño, agregó Jesús Montoya, especialista en Cirugía Digestiva y Bariátrica del Hospital Ángeles Pedregal.

Ambos expertos sostuvieron que los pacientes con sobrepeso deben recibir un tratamiento integral y la cirugía bariátrica es una opción para ayudar a perder peso a quienes padecen obesidad mórbida.

En un comunicado, Montoya aseguró que la cirugía bariátrica ayuda a controlar las enfermedades asociadas, eleva la calidad de vida y mejora la funcionalidad del paciente, reintegrándolo a la vida con menor riesgo de muerte.

Detalló que los candidatos a una cirugía de este tipo son las personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 35, que tengan enfermedades asociadas a la obesidad y que hayan intentado perder peso por otros métodos sin éxito.

De acuerdo con el cirujano, los tratamientos quirúrgicos para la obesidad dan resultados, pues en el 83 por ciento de los pacientes obesos con diabetes disminuyeron sus síntomas, al igual que en el 90 por ciento de los que presentaban dislipidemias.

También bajaron en 73 por ciento los síntomas de hipertensión; en 92 por ciento, la apnea del sueño, y el 87 por ciento registra control de peso.

En tanto, Mario Ortega, gerente de Línea Sobrepeso y Obesidad de Medix, indicó que estas enfermedades deben ser tratadas de forma individualizada y por un equipo multidisciplinario para lograr así el objetivo de la disminución de peso.

Reforma