CDMX.- Ricardo Becerra, comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad después del sismo, prometió que dejará de tomar mezcales en horario laboral.

El funcionario fue exhibido el miércoles por vecinos del edificio de Zapata 252, en Santa Cruz Atoyac, luego de que se presentara a una reunión con ellos en estado inconveniente.

Ayer reconoció nuevamente que había tomado el aguardiente en una comida de trabajo con vecinos de Tláhuac.

"Pido disculpas. Me parecía una grosería, que una gente humilde que me ofrecía un poco de su comida y de su bebida, rechazársela, pero bueno, ya, adoptaremos la política de cero mezcales en adelante", aseguró.

"Ahí (en Tláhuac) me invitaron a comer y pues me ofrecieron un mole bastante bueno, la verdad, y dos mezcales, y eso fue lo qué pasó".

Los damnificados de Benito Juárez le reclamaron después de que confundió dictámenes y afirmó que demolerán el inmueble, cuando lo que informaba era un resolutivo para otro edificio.

Cuestionado sobre si continuará en el cargo, el Comisionado sostuvo que esa es una decisión del Jefe de Gobierno, a quien ya le había explicado la situación.

Miguel Ángel Mancera advirtió ayer que no tolerará conductas indebidas. pero lo mantuvo en el puesto.

Reforma

Foto: Reforma