La Administración de Javier Duarte desvió 75 mil millones de pesos de fondos federales destinados durante su sexenio a obras en Veracruz, acusó el Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes.

El quebranto de esta suma se desprende de datos oficiales de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), indicó ayer Yunes al presentar los proyectos de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2018.

"Incurriendo en múltiples actos de corrupción que provocaron un severo desbalance en las finanzas públicas, para lo cual utilizaron el famoso mecanismo de la licuadora", acusó.

Dicho mecanismo significó concentrar recursos públicos federales y estatales en una sola cuenta.

"No se registraron en el presupuesto los rendimientos financieros, es decir, los intereses ganados por los recursos depositados en los bancos, los financiamientos para inversión pública fueron desviados para otros fines, se desviaron al gasto corriente recursos que estaban etiquetados para obra pública, medicamentos, la Universidad Veracruzana, municipios, Seguro Popular, entre otros", denunció el mandatario.

Añadió que la Administración de Duarte creó cuentas públicas artificiales no apegadas a la realidad, y que al presentar su proyecto de Presupuesto de 2017 en diciembre de 2016, éste contaba con un desequilibrio de 20 mil millones de pesos.

Esto porque los gastos etiquetados no alcanzan a cubrir los gastos de operación.

Ante este escenario de endeudamiento, dijo, por el que actualmente la entidad paga 18 millones diarios, la actual Administración presentará al Congreso los proyectos de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos "con un control ordenado del gasto".

Destacó que los proyectos fueron elaborados con estricto apego a la normativa financiera y con transparencia en busca de la reducción del déficit presupuestal heredado por las gestiones priistas.

"Los proyectos presentados muestran una total disciplina financiera con apego irrestricto al marco jurídico basado en resultados en donde se respeta el origen y destino de los recursos", indicó Yunes.

Informó que el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2018, que presentará al Congreso estatal, dará prioridad a la seguridad pública, salud, educación, el combate a la pobreza, obras públicas y el apoyo al campo.

Aseguró que éste es el más alto registrado para Veracruz, sin incremento de impuestos ni contratación de deuda.

De acuerdo con Yunes, la Ley de Ingresos pretende recaudar 113 mil 654 millones de pesos, un aumento de 11 mil 666 millones de pesos con respecto a 2017.

De ese monto se proyectan unos 103 mil millones de recursos federales.

El Gobernador adelantó que para la Secretaría de Seguridad Pública estatal proyecta un aumento del 16.32 por ciento; para Salud, 8 por ciento; educación, 37 por ciento, y obra pública, 349 por ciento.

Reforma

Foto: Reforma