CIUDAD DE MÉXICO.- El sector patronal advirtió que se está gestando una crisis de gobernabilidad debido a que no se ha puesto alto a los bloqueos y manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

"Vemos como día con día se configura una crisis de gobernabilidad en la que el Estado Mexicano pareciera estar perdiendo la batalla frente a unos cuantos que violentan sistemáticamente la ley", subrayó la Coparmex.

Dijo que a los ya de por sí innumerables actos ilegales de la Coordinadora, se suman ahora el bloqueo de aeropuertos, lo cual es un delito del ámbito federal.

Mientras tanto, subrayó, las autoridades siguen estrategia de diálogo en la que su voz se desvanece por una falta de contundencia y de respuestas para la sociedad, que sigue siendo la gran perdedora.

"Diálogo sí, pero ¿a qué costo?, ¿con qué resultados? ¿Cuánto tiempo más necesitan los responsables del diálogo para resolver este conflicto que deja daños irreversibles para los habitantes, para los negocios, para el turismo en los estados, para la seguridad y la tranquilidad en la vida cotidiana de las personas?", cuestionó.

La sociedad mexicana parece secuestrada de los que gritan, vociferan y creen tener la razón, señaló la Confederación.

Refirió que en las fiestas de la Guelaguetza en Oaxaca, casi 4 de cada 10 turistas cancelaron sus viajes por el desorden social.

En Chiapas, los campesinos vendedores y de todos los sectores involucrados tuvieron pérdidas de 450 millones de pesos al no haber podido sacar a la venta sus productos.

En Michoacán, en el Puerto de Lázaro Cárdenas están detenidos todos los insumos y productos que llegaron de Asia y que hace semanas deberían de estar en fábricas en Querétaro, en San Luis Potosí o en Saltillo para complementar el ciclo de exportación.