Ciudad de México.- El mapa de gasoductos del País cambió de cara. El plan que arrancó en 2011 para ampliar la limitada capacidad de transporte del combustible actualmente implica la construcción de varios ductos que alimentarán la demanda eléctrica, principalmente.

El órgano regulador que administra los nuevos proyectos es el Centro Nacional de Control de la Gas Natural (Cenagas), el cual cada año propone un plan de ampliación de la capacidad de almacenamiento y transporte, aunque en las dos primeras emisiones del documento se enfocó solamente en este último.

Debido a que el organismo se creó en 2014, no ha conducido ninguna de las licitaciones para los proyectos que propuso, razón por la cual la Secretaría de Energía (Sener) encargó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a Pemex los distintos proyectos, aunque la petrolera tiene un ducto en construcción (Ramones Fase II) y otro en proceso de licitarse.

Por su parte, la Comisión Federal de Electricidad promovió una inversión privada de 9 mil 140 millones de dólares en 15 licitaciones de gasoductos, con lo cual garantizarán el abasto del energético a sus centrales eléctricas, y abrirá un nuevo nicho de negocio con ventas a terceros. En 2015, la CFE utilizó más de 2 mil 200 millones de pies cúbicos diarios de gas natural y se estima que en 2028, requerirá un suministro superior a los 7 mil millones para la operación de sus centrales de generación eléctrica. Para completar este abasto la CFE tiene previsto la licitación de 26 gasoductos, de los cuales ya ha asignado 15 obras a ocho empresas distintas como IEnova, Transcanda, Grupo Carso, Fermaca,

entre otros.

Según cifras de la CFE estos 26 gasoductos representan una longitud total de 7 mil 700 kilómetros e inversiones por cerca de 15 mil 200 millones de dólares, con ello el Sistema Nacional de Gasoductos crecerá más de 85 por ciento en comparación con la longitud que tenía en 2012.

PARA BAJAR COSTOS

Piden gasolinas similares a EU

Petroleras de Estados Unidos pidieron a México que las normas de calidad de gasolinas y diésel mexicanas se homologuen con las de su país.

Así, explicaron Chevron, Exxon, Valero y BP a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), se bajan costos y se logran precios atractivos.

AGENCIA REFORMA

Foto: La Comisión Federal de Electricidad ya asignó 15 licitaciones a ocho empresas.