Ciudad de México. -.- Silbatos antiacoso y placas del Sistema de Alerta Social fueron repartidos a trabajadores y diputados de la ALDF por los titulares del Inmujeres, Teresa Enchaústegui, y el de la Secretaría de Desarrollo Social, José Ramón Amieva.

A cambio de presentar la credencial de elector, se daba el silbato del programa Vive Segura, el cual estaba foliado.

"Es para el uso del transporte público, principalmente para denunciar situaciones de acoso sexual, porque si le damos otros usos para otras cosas va a perder su efectividad.

"Si todo el mundo pita, ya no se va a saber qué silbido es el que están denunciando las situaciones de acoso sexual", explicó Carmen Saavedra, trabajadora del Inmujeres.

Mientras a los empleados se les pedía la credencial de elector, a los diputados no se les exigió.

Sólo la pevemista Eva Lesca y la legisladora de Encuentro Social, Abril Trujillo, dieron sus datos personales de su credencial, pues acudieron a la mesa de entrega.

La directora de Inmujeres, Teres Encháustegui, justificó que la entrega de la credencial solo serviría para anotar datos como Delegación y edad, pero en el registro también se apuntaba el número de INE.

"Es una forma de aproximarnos al tipo de mujeres que está acudiendo a la distribución de los silbatos, y poder integrar un registro mínimo que nos permita también hacer algunos estudios estadísticos sobre la población, los lugares de dónde vienen.

"No tomamos todos los datos de la credencial, por eso es un tipo de registro que ya está registrado en Info-DF, pero no es un registro de datos personales", dijo.

A personas que no proporcionaron credencial de elector no se les otorgó el silbato, que sólo estaba disponible en color negro, no rosa, como originalmente se presentó como el modelo para mujeres.

Horas antes, Amieva entregó en las curules de 14 diputados las placas del Sistema de Alerta Social.

"Es un programa que tiene un diseño totalmente ajeno a cualquier promoción política o institucional y sobre todo está elaborado para que sea con un fin institucional de poner en contacto a las personas con los sistemas de emergencia de la Ciudad", dijo Amieva.

Las placas contienen un código de identificación y datos que permiten brindar ayuda a quiénes la portan en caso de emergencia.

Reforma