Ciudad de México.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó en el País 183 plaguicidas que son considerados peligrosos a nivel internacional, reveló Fernando Bejarano, miembro de la Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM).

Al presentar el libro "Plaguicidas peligrosos en México", informó que los plaguicidas pueden causar cáncer, problemas reproductivos, genéticos y la muerte, entre otros efectos, por lo que están incluidos en el Convenio de Estocolmo y en el Convenio de Rotterdam.

En el libro, los autores compararon la lista de plaguicidas autorizados por la Cofepris con los plaguicidas considerados peligrosos a nivel internacional o que están prohibidos en otros países.

"Encontramos que la Cofepris autoriza anualmente, en México, 183 plaguicidas altamente peligrosos incluidos en la Red Internacional de Plaguicidas en más de 3 mil formulaciones comerciales", expuso Bejarano en conferencia de prensa.

"Muchos forman parte de 140 plaguicidas prohibidos en otros países. El total de ingredientes activos de plaguicidas son 602, el 30 por ciento son altamente peligrosos y 23 por ciento prohibidos en otros países".

Alertó que no existen mecanismos para que los mexicanos conozcan cuánto plaguicida se utiliza ni dónde se aplica, además de que los consumidores no leen las etiquetas de los productos comerciales y que éstas no contienen la información suficiente sobre los riesgos.

En mayor peligro están los jornaleros y campesinos, quienes no cuentan con equipos de seguridad al momento de aplicar los plaguicidas.

"Toda la población campesina estaría en riesgo de exposición directa a niveles por arriba de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud", agregó Omar Arellano, de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.

Los especialistas coincidieron en que la política privilegia la protección de la industria, en lugar de la vigilancia ambiental y de salud.

Reforma