Ciudad de México.- Autopartes "con sabor a tequila". Eso es lo que proyectan Ford y Jose Cuervo.

La automotriz anunció una alianza con la tequilera para explorar el uso del subproducto de la planta de agave con el fin de desarrollar bioplásticos sustentables, mismos que puedan ser utilizados en componentes exteriores e interiores de los vehículos Ford.

Las evaluaciones iniciales indican que dicho material es muy prometedor debido a su durabilidad y cualidades estéticas, por lo que está pensado, por ejemplo, para su uso en arneses de cables, unidades de aire acondicionado y compartimientos de almacenamiento.

Con esta alianza se busca lograr un material sustentable que reduzca el peso de las piezas automotrices, al mismo tiempo que disminuye el consumo de combustible.

"El éxito de este desarrollo impactaría en la disminución del uso de productos petroquímicos, minimizando el impacto ambiental de los vehículos. Además, el uso de este material busca el ahorro de combustible, ya que el peso de los componentes reduciría de manera importante", mencionó Ford en un comunicado.

Esta investigación para encontrar formas de utilizar las fibras remanentes del agave se suma a otras que ha desarrollado Ford desde el año 2000, entre las que destacan el uso de fibra de cascarilla de arroz y soya para diversos componentes.

"Hay alrededor de 200 kilos de plástico en un automóvil típico", dijo Debbie Mielewski, líder técnico del Departamento de Investigación de Sustentabilidad de Ford.

Reforma