Reynosa, Tamaulipas .- Elementos del Ejército Mexicano localizaron dos cargamentos de mariguana abandonados en esta frontera, uno sobre la orilla del río Bravo, ya listos para ser cruzados al lado americano y otro en Camargo.

El primer decomiso ocurrió en la madrugada del miércoles cuando los soldados realizaban recorridos de vigilancia por los caminos rurales de Camargo, Tamaulipas.

En una zona arbolada detectaron un vehículo marca Rogue color gris, de modelo reciente, abandonado y al revisarlo en su interior encontraron 33 paquetes cubiertos de cinta café.

Tras asegurarlos les practicaron pruebas químicas para cerciorarse que se trataba de un cargamento de mariguana, cuyo peso bruto total fue de 190 kilos.

Los militares procedieron a la incautación del vehículo y el narcótico para ponerlos a disposición de la Agencia del Ministerio Público Federal de la subsede de Miguel Alemán para continuar la investigación.

El mismo miércoles pero en la ribera del Río Bravo en la frontera de Matamoros, a las 19:10 horas militares descubrieron abandonados entre la maleza siete paquetes tipo ladrillos, que resultaron ser mariguana que pesó 143 kilos.

Reforma