Ciudad de México.- Una semana después del deceso del gorila Bantú, al Zoológico de Chapultepec se le murió otro habitante: un bisonte.

Éste es el quinto animal que fallece en zoológicos de la Ciudad, en un año.

La Procuraduria Federal de Proteccion al Ambiente (Profepa) aún investiga si la muerte del gorila Bantú se debió a una negligencia, cuando preparaban su traslado hacia Guadalajara, donde viviría con dos hembras.

Reforma