Ciudad de México.- El uso de redes de enmalle quedó prohibido de forma permanente en el Alto Golfo de California.

En un acuerdo publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación, las secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Agricultura, Ganadería y Pesca (Sagarpa), indican que la medida busca contribuir a la protección y recuperación de la vaquita marina, cetáceo endémico de esa región que se encuentra en en peligro de extinción.

La principal amenaza para la especie es actualmente la pesca ilegal de la totoaba, que provoca la muerte incidental de la vaquita marina cuando queda atrapada en las redes de enmalle, incluyendo las denominadas "agalleras".

"No se podrán transportar dichas artes de pesca en esa zona marina ni por cualquier otro medio terrestre o aéreo a, o entre las, ciudades, poblaciones, ejidos, comunidades y/o campos pesqueros aledaños a la misma", establece el acuerdo.

Quedan exceptuadas las redes usadas para el "sistema de encierro" para la pesca de curvina golfina y sierra, previa autorización de la autoridad pesquera.

El acuerdo prohibe también actividades de pesca, incluyendo la deportiva, con embarcaciones menores, entre las 21:00 y las 5:00 horas.

Reforma