Ciudad de México .- La Ley de Disciplina Financiera para estados y municipios podría dejar sin acceso a crédito a algunos gobiernos locales que lo requieren y limitar así el desarrollo de sus habitantes, aseguró Ezequiel González, director de banca institucional de Scotiabank.

Durante su participación en el Seminario sobre la Ley de Disciplina Financiera, organizado por Moody's, destacó que aunque pudiera ser positivo hacer un ranking con los estados más endeudados y limitar que sigan contrayendo obligaciones, se puede cerrar la llave a proyectos necesarios para el futuro.

"Tenemos que revisar y aplicar las mejores prácticas con esos indicadores, porque pudiéramos tener un freno a estados con necesidades de financiamiento en el mediano y corto plazo.

"Pudiéramos condenar a algunos estados a no tener esa válvula del endeudamiento para el futuro", subrayó.

González comentó que es fundamental que se haga un análisis profundo sobre el espacio que sí tienen los gobiernos locales para endeudarse y no aplicarles una camisa de fuerza que limite su crecimiento.

El directivo recalcó que hay proyectos de gran envergadura y alto impacto que son necesarios en los estados y para las cuales se necesitan financiamientos, que podrían limitarse con la ley.

Asimismo, mencionó que aquellos gobiernos locales que por sus finanzas y nivel de deuda no tengan más acceso al crédito tendrán que hacer ajustes muy grandes a la manera en que operan.

"Las opciones que les quedan son: o ser muy eficientes en su gasto y fortalecer el ingreso propio", dijo.

Reforma