Ciudad de México.- En búsqueda de gasolina, al menos una vez al mes los ductos de gas natural a cargo del Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) sufren un intento de ordeña, estimó David Madero, director general del organismo.

"Sí nos pican a veces los ductos buscando gasolina y en cuanto sale un chisguete de gas a una presión muy fuerte nosotros tenemos que ir a reparar, pero ahí se acaba el problema", mencionó tras su participación en el México Business Forum 2017.

Explicó que en el caso del gas natural no hay tomas clandestinas, pues no es fácil sacarlo para después meterlo a otra parte.

El Cenagas invierte varios millones de pesos en reparaciones, dependiendo del ducto, su diámetro y el daño.

El director general de Cenagas resaltó que picar los ductos es potencialmente peligroso para quien comete el ilícito, pues puede registrarse una explosión.

El Cenagas tiene a su cargo el Sistema Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas), el cual está conformado por el Sistema Nacional de Gasoductos y seis sistemas periféricos operados por permisionarios.

En otro tema, el director general de Cenagas detalló que actualmente México importa 4 mil millones de pies cúbicos diariamente de gas natural, de los cuales poco más de la mitad entra a través del Sistrangas.

"Las importaciones hoy no pueden crecer hasta que crezca la capacidad de importar, ya en Ramones estamos metiendo todo lo que se puede meter y, básicamente, yo no espero un crecimiento hasta que empiece a haber uno de estos ductos que cruzan (la frontera), entren en operación", mencionó.

El Cenagas prevé que las importaciones crecerán alrededor de 600 millones de pies cúbicos anualmente, en los próximos cinco años.

Reforma