CIUDAD DE MÉXICO .- Las reformas a la Ley de Aeropuertos y la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, que se presentaron en la Cámara de Diputados, buscan desaparecer a 2 mil 500 taxistas que operan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y miles de trabajadores del volante en todo el País.

Así lo expusieron hoy los líderes y el abogado de la organización "Transportación Terrestre Nueva Imagen", que aglutina a los taxistas que trabajan en el aeropuerto capitalino.

Afirmaron que la iniciativa propuesta por el panista Alfredo Javier Rodríguez Dávila, integrante de la comisión de transporte en la Cámara baja, es una "ley a modo" para beneficiar a empresas como Uber y Cabify.

Joaquín Ortega Esquivel, abogado de los transportistas, expuso que interpondrán amparos porque todos los artículos de la reforma perjudican al sector.

"Todos los artículos están hechos a la medida para hacernos daño, para desaparecernos y facilitarle a Uber o Cabify el acceso", dijo.

Consideró que funcionarios del Gobierno federal y capitalino tienen intereses económicos en dichas empresas, y por eso en el aeropuerto los dejan operar sin problemas.

"Tenemos la sospecha que debe existir gente interesada, funcionarios interesados en esta ley, porque tienen muchos coches de Uber. No hay otra explicación", aseguró.

Señaló que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hay funcionarios con intereses para que esta compañía opere de manera normal.

Carlos Tepale Alonso, presidente de la organización, estimó que las empresas que operan con aplicaciones móviles hacen 2 mil servicios diarios al AICM.

"Vemos que la iniciativa nació muerta porque fue presentada faltando a la legalidad, porque se presentó fuera de tiempo", expuso.

De aprobarse las modificaciones, estiman que se perderían miles de empleos en el AICM y en todo el País.

REFORMS