Ciudad de México .- De 778 muertes maternas en 2015, 101 correspondieron a mujeres de 19 años y menos; de hecho, 6 fueron niñas, alertó José Narro, titular de la Secretaría de Salud.

Además, explicó que México tiene una de las tasas más altas de embarazo en niñas y adolescentes a nivel mundial

"Hay muchos países de nuestra región que tienen tasas sustancialmente inferiores a las de nuestro País; 20 por ciento, 30 por ciento", aseguró durante la inauguración de la 32 Reunión Anual del Inper sobre Salud Sexual y Reproductiva del Adolescente: Impacto Perinatal.

Narro explicó que, en 2015, el País registró cerca de 405 mil embarazos en mujeres de 19 años y menos, y de éstos poco más de 10 mil 280 se registraron en niñas de 10 a 14 años.

Señaló que en promedio nacen 28 bebés de madres niñas.

El Secretario de Salud dijo que las adolescentes no se embarazan, las embarazan. En el 70 por ciento de los casos, en las niñas de 14 años y menos, los padres son personas de 18 o más. Uno de cada tres corresponde a padres de 21 años o más que embarazaron a niñas de 10 a 14 años.

En mujeres de 15 a 19 años, el embarazo es producto de padres que tiene 21 años o más, en un 50 por ciento de los casos.

Indicó que la semana pasada acudió a la Procuraduría General de la República para solicitar la homologación de algunas legislaciones, pues todavía hay entidades que permiten el matrimonio infantil y poseen diferencias sustanciales en el código penal federal respecto a las entidades federativas para calificar delitos como estupro o violación.

Mencionó que es necesario que el País haga un esfuerzo por erradicar antes del 2030 el embarazo adolescente.

Reforma