Ciudad de México.- La Junta de Gobierno del Banco de México aumentó en 50 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 4.25 por ciento.

La Junta señaló una serie de riesgos globales para la economía, tanto en Estados Unidos como en la zona euro, que se recrudecen con la votación a favor del Brexit.

"La economía mundial continuó presentando atonía durante el segundo trimestre de 2016, al registrarse un crecimiento menor al esperado en las economías avanzadas y un estancamiento de las emergentes en niveles bajos", expuso el banco central.

Con esta acción, explica la Junta de Gobierno, se busca evitar que la depreciación del peso mexicano observada en los últimos meses y los ajustes de algunos precios relativos se traduzcan en un desanclaje de las expectativas de inflación del País.

Hacia adelante, la Junta seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del tipo de cambio y su posible traspaso a los precios al consumidor, añadió.

En este contexto, dijo que se mantendrá vigilante de la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y del comportamiento del déficit de la cuenta corriente.

Reforma