México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México acreditó que dos mujeres y un menor que fueron víctimas de detención arbitraria, retención y cateo ilegales y tratos crueles por parte de la Secretaría de Marina (Semar) y pidió la reparación del daño.

"Este organismo acreditó que con sus acciones, servidores públicos de la Semar vulneraron los derechos humanos a la seguridad jurídica, legalidad y privacidad, a la libertad e integridad personal y al acceso a una vida libre de violencia de las víctimas", detalló un boletín de la CNDH.

Por ello, la institución emitió una recomendación a la Semar por el agravio padecido por dos mujeres y un menor de edad en Coatzacoalcos, en el oriental estado de Veracruz.

Los tres casos sucedieron en lugares y momentos distintos, los días 27, 28 y 29 de noviembre de 2012.

La primera mujer fue sustraída de su domicilio por un grupo de la Semar que entró en varias casas.

En tanto, la segunda mujer fue arrestada por diez marinos cuando se encontraba como invitada en una reunión en la casa de otra persona.

"Ambas mujeres fueron trasladadas en diversas camionetas y llevadas a un lugar en donde fueron objeto de diversos tratos crueles", explicó el escrito.

Por otro lado, el 27 de noviembre de 2012 el menor de edad fue detenido por elementos de la Semar, sin que avisaran a sus padres, por lo que sus familiares acudieron ante diversas corporaciones y dependencias sin localizarlo.

Finalmente fue ubicado hasta el 30 de noviembre del mismo año en unas instalaciones de la agencia del Ministerio Público, pero lo trasladaron a un centro de tutela para menores antes incluso de que pudieran verlo.

Cuando padres e hijo pudieron reunirse, "se percataron que presentaba signos de haber sido golpeado".

"Las tres personas estuvieron detenidas por varias horas en un lugar oscuro, antes de ser puestas a disposición de la autoridad competente", agregó el escrito.

El 30 de noviembre y el 3 de diciembre del mismo año, la CNDH recibió las quejas, y dio inicio el expediente.

Al concluir la investigación, el organismo encontró elementos que permiten acreditar que los servidores públicos vulneraron los derechos humanos en los tres casos.

La CNDH pide a la Semar que "se reparen los daños a los agraviados, en términos de la Ley General de Víctimas".

Además, exhortó a que se capacite al personal de la Armada de México, en especial a los servidores públicos de la Tercera Zona Naval, en Coatzacoalcos, sobre la aplicación del Manual de Derechos Humanos y el de Uso de la Fuerza para el personal de la Armada.

También se solicitó colaborar en la presentación y seguimiento de la queja y denuncia de hechos que se promuevan ante el titular de la Inspección y Contraloría General de Marina de la Semar y ante la Fiscalía general contra los funcionarios que intervinieron en los hechos. EFE