Ciudad de México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) construirá dos torres de 14 niveles cada una en su sede principal, cuya construcción está prevista realizar en 355 días, a partir del inicio de los trabajos.

De acuerdo con el Proyecto Ejecutivo para la Modernización, Ampliación y Remodelación del Conjunto Tlalpan del INE --subido a página del Instituto--, la empresa ganadora remodelará 21 mil 718 metros cuadrados; ejecutará obra nueva en otros 77 mil 283 metros, y acondicionará espacios y jardines en 16 mil 883 metros cuadrados.

Este miércoles, las empresas interesadas en la licitación LP-INE-01/SROP/2016 harán un recorrido por las áreas donde se levantarán la torres y se harán remodelaciones, en espacios de la sede principal del organismo electoral, en Viaducto Tlalpan y Periférico.

Dos días después, el 1 de julio, se realizará la junta de aclaraciones con los interesados, en las oficinas de la Dirección Ejecutiva de Administración.

La convocatoria para licitar los trabajos en su sede de Tlalpan- hecha pública el 23 de junio - prevé anunciar a la empresa ganadora el 11 de julio, para que empiece los trabajos 9 días después, el 20 de julio.

Con un presupuesto inicial de mil 100 millones de pesos --del total de mil 400 millones de pesos aprobados para proyectos inmobiliarios del organismo electoral por la Cámara de Diputados en dos partidas--, la empresa ganadora deberá entregar las obras el 19 de junio de 2017.

"El proyecto deberá buscar reforzar la imagen de una institución gubernamental que representa a la ciudadanía tanto en sus espacios abiertos y áreas verdes, las cuales deberán expandir los límites del ámbito laboral e incentivar la activación física, el respeto por el medio ambiente y el sentido de comunidad, así como la recuperación del espacio público como el principal bien de la ciudad y sus habitantes", dice el anexo a la convocatoria para la licitación.

La sede ampliada y remozada deberá fomentar el confort, la tranquilidad, la seguridad, la funcionalidad, entre otros valores institucionales, que se especifican en el proyecto a concurso.

En la justificación de la obra por parte del Consejo General, solo hacía referencia a la construcción de las dos torres para albergar a empleados que actualmente laboran en oficinas rentadas, lo que implicaría un ahorro anual de al menos 80 millones de pesos.

El jueves pasado, dar a conocer la licitación, un comunicado oficial detalló que el "Proyecto Ejecutivo, que define las características específicas del nuevo edificio del INE, forma parte del Plan Inmobiliario del Instituto, que consiste en invertir en la adecuación de inmuebles para disminuir la erogación en rentas".

"Dado los ciclos de trabajo del Instituto se determinó concebir un proyecto en etapas que permita iniciar las obras a principios de 2017", señaló el organismo.

Reforma