Ciudad de México .- El Senado, la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pondrán en marcha un tablero de control para evidenciar el avance o rezago de los Congresos estatales en la aprobación de las nuevas leyes para combatir la corrupción.

El presidente de la Cámara alta, Pablo Escudero, aseguró que ese instrumento será público y servirá para determinar en qué estados existen resistencias para avanzar en la armonización del marco legal.

"Que tengamos un tablero de control donde podamos identificar de manera clara quiénes están avanzando con la homologación y a quiénes tenemos que ayudar para ir de manera inmediata a sus congresos a sus estados para destrabar esto", dijo.

"Un tablero control y que tengamos las fechas claras de cuándo van a tener esta legislación. Es para poder monitorear y para poder apoyar. Cuando veamos que en el tablero de control algún Estado no avanza, pues podemos ir a ese estado platicar".

Escudero se refirió al tema durante una reunión de la Comisión Anticorrupción con diputados locales de todo el País, quienes acudieron al Senado para analizar el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y las obligaciones con las que deben cumplir, derivadas de las reformas.

Frente a los legisladores locales, contralores estatales y funcionarios federales, incluso ofreció la ayuda del Senado para que los Congresos puedan sortear las presiones de gobernadores.

"Vale la pena hacer un compromiso, si requieren la intervención de los senadores de todos los grupos parlamentarios, si requieren que se hagan llamadas con alguno de los gobernadores, si requieren que tengamos presencia en algunos de sus estados, díganos. Estamos en la mejor disposición de echar esto para adelante", señaló.

La senadora del PAN, Marcela Torres, también reconoció que los diputados locales se enfrentan a la presión de los Gobernadores, sin que exista suficiente escrutinio de la opinión pública, como ocurre a nivel federal.

Advirtió que las resistencias para avanzar en el combate a la corrupción en los estados también se reflejan en los nombramientos de órganos autónomos o fiscales.

"Esta resistencia grande que hay a que las fiscalías sean autónomas, a que los auditores en sus estados no dependan del nombramiento del Gobernador, a que los desvíos de recursos, a que los sistemas anticorrupción salgan rápido y al vapor, para proteger las espaldas de los gobernadores salientes", expresó.

"En lo federal, los medios tiene mucha lupa ya echada, pero no pasa así en los estados. En los estados, el control de los gobernadores, independientemente de colores políticos, el control que ejercen los gobernadores es mucho mayor".

El coordinador del PRD, Miguel Barbosa, se refirió a los intentos del Congreso federal de establecer controles centralizados sobre lo que ocurre en las entidades federativas.

Sin embargo, lo justificó al recordar que los abusos de algunos Mandatarios lo ameritan.

"Luego en los estados, dependiendo del Gobernador en turno, se crean verdaderos problemas constitucionales y legales", señaló.

Reforma