Ciudad de México.- Una grabación de apenas unos segundos permite escucha a niños de una escuela en Michigan, Estados Unidos, corear “¡construyan el muro!”, lema de campaña de Donald Trump, y la cual recorrió las redes sociales.

El video fue tomado por una alumna de origen latino de la primaria Royal Oak, quien aseguró a medios locales que deseaba tener evidencia para mostrarle a su madre lo ocurrido.

En los mensajes que acompañaron a la publicación, se aclara que los estudiantes que pertenecen a minorías raciales en Estados Unidos, pero especialmente los mexicoamericanos, comenzaron a llorar al escuchar los cánticos.

El video fue tomado por Josie Ramon, de 12 años, quien lo envió a su madre, que a su vez lo compartió con más padres de familia. Fue Dee Perez-Scott, quien finalmente lo publicó en Facebook, de acuerdo con The Detroit Times.

El hecho habría ocurrido un día después de la victoria electoral de Donald Trump y fue calificado por los usuarios de redes sociales como un acto racista, pero también como una forma de acoso escolar.

"The Washington Post” aclaró que la escuela se ubica en Royal Oak, un suburbio de Detroit que en 2010 registraba una población de 57 mil 200 habitantes, de los cuales 51 mil 900 son blancos.

La escuela publicó un comunicado sobre el incidente en el que aclara que personal escolar tomó acciones inmediatas para calmar los ánimos e invitó al diálogo a todos sus estudiantes para evitar episodios de este tipo.

Refrendó a los padres de familia su compromiso con la seguridad de sus hijos, luego que los padres de varios menores expresaran sus miedos ante una posible agresión por motivos raciales.

“Estamos comprometidos en proporcionar un ambiente de aprendizaje seguro, y de apoyo para todos los estudiantes. Nos dirigimos a este incidente en cuanto ocurrió. Hoy lo estamos abordando. Estamos trabajando con nuestros estudiantes para ayudarles a entender el impacto de sus palabras y acciones en los demás miembros de su comunidad escolar. Nuestro distrito escolar y cada edificio en él, trabaja todos los días para ser una comunidad de bienvenida para todos, inclusiva y cariñosa, donde todos los estudiantes sepan que son valorados, seguros y apoyados”, dice el texto firmado por el superintendente Shawn Lewis-Lakin.

También se compartió un video donde el director de la escuela, Todd Noonan, llamó a la comunidad escolar a ser inclusiva y amable, ya que el hecho había hecho sentir en peligro a varios estudiantes.

“Es algo que no puede tolerarse”, afirmó.

El Universal