Monterrey.- Los bebés prematuros son vulnerables a las infecciones severas por el Virus Sincicial Respiratorio (VSR) y a contagios del tracto respiratorio inferior, resultando en hospitalización y riesgo potencial de enfermedades a largo plazo.

La presidenta del Colegio de Infectología de Nuevo León, Amalia Becerra Aquino, precisó que el 75 por ciento de las bronquitis infantiles y el 40 por ciento de las neumonías en niños, son causadas por este virus.

Aseguró que el desconocimiento y, por lo tanto, la falta de diagnóstico certero del VSR provoca que el bebé presente cuadros clínicos que empiezan como rinitis, otitis, bronquiolitis, neumonía e inclusive la muerte, sino son atendidos a tiempo.

“Los padres de bebés prematuros deben saber que este virus puede poner en riesgo la vida de sus niños, ocasionando su reingreso a cuidados intensivos”, expuso la especialista.

En el marco del Día Mundial del Bebé Prematuro, que se celebra el 17 de noviembre, explicó que a la edad de dos años, la mayoría de los niños habrá experimentado una infección por VSR.

Sin embargo, en el caso de los bebés prematuros pueden desarrollar enfermedades respiratorias graves como broquiolitis y neumonía.

Dijo que la anterior se debe a que en un bebé prematuro, que nacen antes de las 37 semanas de gestación, se interrumpe el desarrollo pulmonar y presenta inmadurez del sistema inmune.

“El nacimiento prematuro interrumpe la transferencia de anticuerpos maternos y el sistema inmune del feto no se desarrolla completamente hasta aproximadamente los seis meses de edad”, agregó.

La especialista declaró que la exposición del sistema inmune inmaduro a las condiciones extra-uterinas, aumenta el riesgo de infección en los recién nacidos prematuros.

Mencionó que los padres de estos bebés piensan que al salir del hospital se acabó el riesgo, cuando es todo lo contrario, ya que es en ese momento donde las cosas se pueden complicar.

Refirió que existen muchos factores de riesgo, tanto ambientales como sociales y fisiológicos, aún en el mismo entorno familiar.

Por lo anterior, Becerra Aquino detalló que se deben de reforzar las medidas de prevención en el entorno familiar, tales como lavarse las manos antes de tocar al bebé, evitar las visitas y lugares concurridos, no tener contacto con personas enfermas de vías respiratorias, no llevarlos a guarderías e inmunizar al bebé.

Señaló que aunque el VSR no tiene vacuna, se pueden proteger los pulmones de los bebés con la inmunización con anticuerpos monoclonales que es una intervención aprobada, segura y eficaz para la prevención de enfermedades graves por este virus.

Por su parte, Viviana Silva, madre de una bebé prematura que ahora tiene 4 años, exhortó a los padres de familia a que aprendan a cuidad y extremar precauciones con un bebé prematuro para garantizarles una mejor calidad de vida.

En estos cuatro años de vida de María Itzayana, dijo, ha vivido momentos angustiantes ya que su hija estuvo a punto de morir.

Actualmente, Silva es representante en Nuevo León de la Asociación “Con Amor Vencerás” que integra a unas 200 madres de familia de niños prematuros y en donde se dan apoyo psicológico, consejos y la ayuda que necesitan para salir adelante con sus niños”.

Notimex