Ciudad de México .- El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró no recordar que consideraba al Gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, como el nuevo PRI.

Sin embargo, dijo reconocer que en su partido se comenten errores, desaciertos y fracasos, como en cualquier otro instituto político.

Por ello, insistió, el veracruzano tendrá que asumir su responsabilidad para enfrentar las acusaciones que pesan sobre él.

"Yo he dicho que cada actor político, no importando el partido, es responsable de sus propios actos", afirmó.

En el 2012, como candidato presidencial, Peña Nieto presumió a un PRI que se estaba renovando y muestra de ello, ejemplificó, eran los Gobernadores de Quintana Roo, Veracruz, Campeche y Chihuahua.

"El PRI gobierna en 20 entidades del País, es un PRI que ha venido renovándose a su interior, el entreveramiento generacional ha sido un proceso natural, y pongo ejemplos para acreditar esto, los gobernadores son jóvenes o de la nueva generación política.

"El Gobernador de Quintana Roo, Beto Borge; de Veracruz, Javier Duarte; César Duarte, Gobernador de Chihuahua; el de Campeche, todos son parte de un generación nueva, que son parte de este proceso de renovación del partido", dijo en aquel momento.

Durante un foro de negocios, un periodista le preguntó si todavía pensaba que Duarte representaba al nuevo PRI.

"No recuerdo yo la alusión, pero seguramente en algún momento la hice, si es la referencia que hacen", comentó.

"Ha tenido dentro de sí mismo una enorme renovación al paso de los años. El PRI ha sido artífice y constructor de las grandes instituciones. No exento de errores, no exento de fracasos, no exento de desaciertos, como me parece ocurre en todas las fuerzas políticas del País".

REFORMA