Ciudad de México.- Fitch ajustó a la baja sus pronósticos de crecimiento de México en 2016 y 2017.

Para este año, el cálculo ahora es de 2.0 por ciento, desde el 2.4 por ciento previo, mientras que para el próximo es de 2.6 por ciento, desde el 2.8 por ciento anterior.

"La revisión a la baja sucedió luego que el crecimiento del PIB fuera menor al esperado para el segundo trimestre de 2016. En este periodo, la economía mexicana se encogió 0.2 por ciento en comparación con el mismo trimestre de 2015. En el área de suministros, los sectores de minería, construcción y manufactura se debilitaron. El último se afectó por un desempeño endeble del sector industrial de Estados Unidos", explicó la calificadora.

Además, Fitch señaló que los prospectos de crecimiento para México podrían sufrir todavía más si Estados Unidos toma una estrategia más proteccionista después de las elecciones.

Refirió que el sector servicios se ha respaldado por el crecimiento del consumo privado, que ha despuntado por el crecimiento del uso de crédito y por el aumento de las remesas provenientes de trabajadores en el extranjero.

"Fitch espera que la economía mexicana se recupere moderadamente durante el periodo 2017 y 2018", indicó.

En cuanto a las tasas de interés, la calificadora anticipó nuevos aumentos el próximo año.

"De cara a la volatilidad del peso mexicano, el banco central aumentó ligeramente las tasas de interés. Conforme al ajuste monetario en Estados Unidos, Fitch espera aumentos nuevos en las tasas de interés para 2017", mencionó.

Reforma