México .- El internet de las cosas, una de las mayores innovaciones tecnológicas de los últimos años, podría comprometer los datos personales, advirtió el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Según el INAI; seis de cada 10 dispositivos que cumplen con esa característica no indican de manera correcta a los consumidores la manera en que su información personal es utilizada.

Para corroborar ello, el Instituto citó un estudio internacional denominado Barrido de Privacidad 2016 (GPEN Privacy Sweep 2016), en el cual se analizó más de 300 dispositivos, como los medidores de electricidad inteligentes, los termostatos conectados a internet y los relojes que monitorean la salud, considerando el grado en que las empresas comunican asuntos de privacidad a sus consumidores.

La información arrojada por dicha investigación, en la que participaron 25 autoridades de protección de datos de todo el mundo, incluido el INAI, arrojó que el 59 por ciento de los dispositivos falló en explicar adecuadamente a los consumidores la manera en que su información personal era recolectada, utilizada y divulgada.

El 68 por ciento, se detalla, falló en explicar de manera apropiada la manera en que la información era almacenada; el 72 falló en explicar cómo los consumidores podían borrar su información del dispositivo; y el 38 falló en incluir detalles de contacto fácilmente identificables en caso de que los usuarios tuvieran preocupaciones sobre su privacidad.

En un comunicado, el INAI explicó que, a partir del análisis, también se plantearon preocupaciones en torno a los dispositivos médicos que envían reportes a sistemas de posicionamiento global mediante correos electrónicos sin encriptar.

A raíz de lo anterior, autoridades internacionales considerarán la posibilidad de emprender acciones contra aquellas empresas desarrolladoras de tecnologías cuyos dispositivos o servicios, presumiblemente, hayan infringido las leyes de protección de datos, precisó el órgano de transparencia.

El trabajo de investigación, añadió el Instituto, fue coordinado por la Red Global para la Aplicación de la Ley en temas de Privacidad y retoma reportes previos sobre servicios en línea para niños, políticas de privacidad en sitios de internet y aplicaciones para teléfonos móviles.

La acción, a su vez, fue dirigida por la Oficina del Comisionado de Información (ICO) del Reino Unido.

Steve Eckersley, jefe de Aplicación de la Ley del ICO, citó el INAI, aseguró que la tecnología puede mejorar los hogares, la salud y la felicidad, pero no al costo de la privacidad.

"Las empresas que fabrican estos dispositivos necesitan ser claras sobre la forma en que están protegiendo a los consumidores. Alentamos a las empresas a que consideren apropiadamente el impacto de la privacidad sobre los individuos antes de que salgan al mercado con sus productos y servicios. Si los consumidores están preocupados de que los dispositivos no están tratando sus datos de forma segura y sensible, entonces no los utilizarán", planteó Eckersley.

"Al analizar esto internacionalmente, hemos sido capaces de obtener una excelente visión general sobre este tema. Ahora, daremos continuidad a ello, trabajando con la industria y analizando específicamente a las empresas que podrían no haber hecho lo suficiente para cumplir con la ley".

Reforma